La receta y postre favorito de muchos abuelos, nietos, sobrinos, papás y toda la familia ¡Brownie! La dulce historia marrón. Algunos  los prefieren con helado, otros con nueces y frutas en su fondo, pero de cualquier manera nos encanta a todos.

¡Brownie! La dulce historia marrón

¡Brownie! La dulce historia marrón
¡Brownie! La dulce historia marrón

   El origen del brownie se ubica en Estados Unidos, cuentan que en el año 1987 un cocinero se encontraba preparando un simple y ligero bizcocho de chocolate y olvidó por completo agregarle el ingrediente más importante, la levadura. Al olvidar este paso, el resultado fue un bizcocho pequeño y sin mucha altura, al que se le dio el nombre de ‘Brown’ (marrón) o Marroncitos (Brownies) por el color oscuro del cacao.

¿Curiosa historia, no?

   Esta anécdota nos revela que en la cocina nada está escrito, puedes leer y observar miles de recetas pero al final todo está en tu propio ingrediente, en el gusto y en la intuición.

   Este bizcocho lo puedes hacer con moldes individuales sí así lo prefieres, pero lo más habitual y simple, es hacerlos en una bandeja de poca altura, añadir la mezcla y al salir del horno cortar las porciones que mejor te parezcan. Otro método más actual y práctico de realizarlos, si por ejemplo tienes una visita exprés en casa, es en el microondas, aunque, te confesamos que no quedan igual ni tan deliciosos como recién salidos del horno.

Plus

¿Cómo deben servirse los Brownies?

   Sirve los bizcochos calientes  y acompañados de una bola de helado. En muchos restaurantes, estos deliciosos bizcochitos también suelen servirse con un poco de nata. ¡Tú decides cómo prefieres comer este delicioso postre!

DEJA UN COMENTARIO

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre