La ciudad de San Cristóbal fue homenajea a punta de chocolate. Una de las catedrales más importantes del estado fue recreada con el mejor cacao venezolano, para hacer una réplica exacta repleta de chocolate. Esta iniciativa fue creada por Belen Carrillo, quien posee un negocio familiar llamado ChocoBelén junto con su amiga arquitecto Stefanny Briceño pusieron manos a la obra para tan ambiciosa creación.

Ambas estudiantes de la UNET decidieron hacer  una de las primeras obras que se realiza en esta ciudad a punta de chocolate. Esta gran proyecto les llevó a aproximadamente dos meses de elaboración, en donde su ingenio y conocimientos de repostería salieron a flote. Para todo se llevara cabo tuvieron que utilizar los planos a escala para poder hacerla mucho más pequeña, además utilizaron más  de 11 kilos de chocolate, de la marca El Rey y Kko Real para armar la catedral.

Una estructura creada completamente a mano, de la cual tuvo más de uncolaborador entre ellos: Gloria Talazona, Hender Ruíz, Ligia Suárez, JesúsCarrillo, Gladys Contreras y Nelson Medina. Para hacer una obra de arte de esta magnitud, que midió 88cm x 41x 51 cm se necesitó mucho trabajo y conocimientos en repostería, que Belén entiende a la perfección al estudiar al realizar cursos en Madrid.

La réplica de la Catedral de San Cristóbal fue exhibida diezdías en el Hipermercado Baratta. Pero actualmente se encuentra  exhibida en el Dulce Bazar de ChocoBelén en laurbanización Mérida, a media cuadra de la alcaldía de San Cristóbal.

Vía: cocinayvino.net

DEJA UN COMENTARIO

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre