Los cocteles sin alcohol están de moda. Y esta tendencia tiene múltiples ventajas. Entre ellas, poder beber cuanto se quiera, disfrutar de una buena copa entre semana o comenzar el año con buenos recuerdos y sin resaca. La oferta de este tipo de bebidas en los establecimientos profesionales es cada vez más cuidada y diversa, aunque no siempre económica. Por ello, una buena idea es aprender a hacer los cócteles nosotros mismos en casa. Una cena o una comida con amigos puede ser una ocasión estupenda para sorprenderles con sabores y colores novedosos, servidos en copas rebosantes de creatividad.

Las frutas son alimentos muy utilizados en la elaboración de este tipo de bebidas sin alcohol. En concreto, los cócteles sin alcohol a base de frutas son muy recomendados para todas las edades. Dotan al cóctel de color, textura y sabor. Además, los combinados en los que la fruta es un ingrediente básico suelen ser muy refrescantes y ayudan a nuestro organismo a hidratarse y a vitaminarse. También hay que destacar su carácter digestivo y reconstituyente, siempre dependiendo del tipo de fruta que lleven.

Existen varios procesos para elaborar los cócteles a base de frutas (construido, efervescencia, licuado, mixeología y removido), cada uno de ellos con sus peculiaridades y características.

Algunos de los cócteles sin alcohol y elaborados con frutas más conocidos son el acapulco, nieve rosa y el san francisco. Aquí encontrarás todos los preparados y cócteles sin alcohol en los que el zumo es el ingrediente principal. Si conoces algún cóctel sin alcohol a base de frutas y no está en nuestra página tú mismo puedes subirlo.

Cinco ideas para sorprender con deliciosos tragos sin alcohol

Para elaborar los tragos más famosos sin alcohol utilizaremos la coctelera, que llenaremos de hielos hasta la mitad y, a continuación, añadiremos los siguientes ingredientes (cantidades para una persona):

  1. Coctel Piña Colada. 1 centilitro de crema de leche, 1 centilitro de crema de coco, 3 centilitros de zumo de piña. Agitamos y vertemos en el vaso de tubo lleno de hielo.
  2. Coctel Very Well. 2 centilitros de zumo de naranja, 2 centilitros de zumo de limón, 1 centilitro de zumo de piña, un chorrito de granadina. Agitamos y servimos en copa de cava larga. Pero antes, mojaremos el borde de la copa con un poco de zumo de naranja y lo apoyaremos en un platillo con azúcar para darle un efecto escarchado. Servimos con unas guindas y rodajitas de naranja y limón en la pajita.
  3. Pero también hay otra gran cantidad de cócteles y combinados que se realizan con el vaso mezclador o, más simple aún, directo en el vaso ancho o en las copas grandes. Algunos de ellos son:
  4. Destornillador sin alcohol. Colocar en un vaso ancho 5 cubos de hielo, 2 decilitros de zumo de naranja y 3 decilitros de refresco de naranja, más unas gotas de granadina. La mezcla da como resultado una bebida refrescante y deliciosa.
  5. De la huerta. También se pueden utilizar zumos de frutas y hortalizas naturales para elaborar cócteles deliciosos. A modo de ejemplo, combinamos: 1 centilitro de zumo de zanahoria, 2 centilitros de zumo de naranja, hielos y una tónica. Se decora con unos trocitos de naranja.
  6. El punto dulce. Los cócteles con café son otra gran opción. Y sencilla. Basta verterlo en un vaso lleno de hielo, añadir 2 cucharadas de caramelo y remover hasta dejarlo casi helado. Tras colarlo, se cubre con una capa de nata azucarada semimontada y espolvoreada con canela.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí