Actualmente el interés por iniciar una vida saludable ha ido en ascenso, quizás el incremente de personas que padecen enfermedades como la diabetes o la imagen fitness que muestran algunas personalidades públicas han logrado cambiar la mentalidad de la población en nuestro planeta tierra. Cada día son más las personas que quieren incorporarse a este estilo de vida. Sin embargo, algunas veces lo abandonan antes de iniciar, colocando como excusa su ajetreada vida, ya que muchas veces el trabajo impide preparar alimentos en casa que sean nutritivos y le permitan continuar con el régimen alimenticio.

No obstante, cuando se desea algo con fuerza no hay excusas que valgan para no llevarlo a cabo, es por eso que te ayudaremos a comprobar que comer fuera de casa no siempre debe ser una tortura y un continuo boicot a tu vida saludable. Existen maneras de comer delicioso sin necesidad de agotar la mitad del consumo de calorías diarias recomendadas con un solo platillo, ¡tampoco debes matarte de hambre para estar en forma! ¿Cómo? Pues aquí te lo decimos.

  • Elige buenas opciones: Estudia las opciones con las que cuentas en tu ciudad, trata de elegir siempre lugares en donde puedas seleccionar directamente desde un menú. Los establecimientos en donde ofrecen comida tipo buffet no te los recomendamos, ya que incitan a que comas más de lo que debes y puedes, tampoco ese restaurante de hamburguesas y papas fritas serán buenos para ti, ¡mantente alejado de esas tentaciones!
  • Inicia con un plato suave: Las ensaladas son siempre una buena opción como entrada, ya que permiten que te sientas satisfecho rápido y existen una gran variedad.
  • Los aderezos no están prohibidos: Pide que te coloquen el aderezo aparte del plato, ya que de esta manera podrás controlar la cantidad que deseas incorporar a tu platillo, ¡no exageres!
  • A la parrilla: Las carnes asadas, a la parrilla o plancha son más saludables que aquellas comidas cocidas en aceite. Para acompañarlos puedes pedir vegetales ricos en fibra como por ejemplo la yuca; excelente combinación ¿o no?
  • Agua, por favor: Para nadie es un secreto que el refresco o gaseosas como se les conoce en otros países son extremadamente perjudiciales para tu cuerpo. Lo mejor es optar por jugos naturales sin azúcar añadida o por un vaso con agua; además el agua ¡siempre es gratis!
  • Las frutas no están prohibidas: ¡Por supuesto que esa torta de chocolate en el carrito de postres te llama! Pero déjala para tu día de cheatmeal y opta por una fruta fresca; una manzana, un melocotón o fresas serán unas deliciosas alternativas y no vendrán acompañadas de remordimiento.

Comer sano no es sencillo, hay que ser estricto si deseas cumplir con el objetivo, pero tampoco es imposible y como puedes ver, siempre hay buenas opciones que te permitirán comer delicioso sin salirte de la dieta, no hay que ser esclavos del régimen para lograr el cuerpo que deseas.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí