La relación existente entre una inadecuada manipulación de los alimentos y la producción de enfermedades como intoxicaciones, indigestiones, diarrea, brotes, ha sido ampliamente demostrada. Por eso, es importante preparar, almacenar y manipular de manera adecuada los alimentos. En el caso de las aves, sobre todo el pollo, se debe tener especial atención, pues crudo o poco cocido, puede contener microorganismos dañinos como la salmonella (fuente de contaminación alimenticia). Una manipulación higiénica correcta y una adecuada refrigeración y cocción del ave, puede  prevenir enfermedades. Datos que debes saber sobre la manipulación de aves crudas en casa. 

Datos que debes saber sobre la manipulación de aves crudas en casa:

Refrigeración:

  • Las aves enteras, sin cocer, se pueden conservar en el congelador hasta 6 meses. En  trozos se puede conservar en un periodo entre 3 y 6 meses.
  • Por razones de seguridad, es importante descongelar las aves utilizando uno de los siguientes métodos:
  • Refrigerarlas en la nevera: en su envoltura original y colocar en un recipiente para recoger el líquido que se origine de la descongelación. El tiempo de descongelación depende tanto del tamaño del ave como de la temperatura de la nevera. Como regla general deberá contar 12 horas por cada kilo.
  • Sumergirla en agua fría. Si no se tiene tiempo para descongelar en la nevera, se puede emplear el método del agua fría, el cual requiere de menos horas, pero de más atención. Colocar el ave en su envoltorio original o en una bolsa de plástico hermética dentro de una cacerola grande o en el fregadero, cubrirla con agua fría. El agua caliente descongela el ave con mucha rapidez y puede provocar que las bacterias se desarrollen. Se debe cambiar el agua regularmente -cada treinta minutos- para mantener la temperatura. Contar 1 hora de descongelación por kilo y añadir 1 hora al total.

Descongelación: 

  • No descongeles nunca las aves en la superficie de trabajo de la cocina, pues las bacterias se multiplican rápidamente a temperatura ambiente.
  • Una vez descongelado, no dejar pasar más de 12 horas para cocinar el ave.
  • Cuando tenga la pieza del ave descongelada, es recomendable sumergirla en una solución de 2 litros de agua y una cucharada de vinagre o limón, para lavarla, posteriormente enjuagarla con agua, y estará lista para iniciar el proceso de cocción.

Manipulación:

  • Antes de manipular el ave, lavarse muy bien las manos con agua y jabón.Limpiar muy bien (con agua tibia y jabón) la tabla donde se cortará el ave,  así como el resto de los utensilios empleados (las tablas de cortar deben lavarse de vez en cuando con una solución de 4 litros de agua y una cucharada de cloro).
  • Evita tocar otros alimentos mientras estés manipulando el ave cruda, ya que esto podría provocar una contaminación cruzada.

   Para tu protección y la de tu familia, recuerda que la limpieza y la higiene en la manipulación de los alimentos, son fundamentales para evitar infecciones, que en algunos casos, podrían resultar de alto riesgo.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí