Algunas veces podemos decir que nos levantamos con buen pie y otras no, sin embargo, hay una estrecha relación entre nuestro nutrición y nuestro estado de ánimo, es por eso que encaja a la perfección la frase: Dime qué comiste y te diré de qué humor andas. Algunos alimentos influyen sobre nuestro temperamento diario.  Aprende junto a nosotros esos trucos que te pueden ayudar a pasarla muy bien gracias a tu alimentación.

Tanto la falta de algunos nutrientes como el exceso de otros provoca alteración neurológica y afectación de nuestra conducta. Si te preguntas dónde está el secreto, la respuesta siempre será el balance, pero también es preciso conocer qué alimentos te ayudan a sonreír y cuales pudieran provocar lo contrario.

Dime qué comiste porque andas de mal humor

  • Los carbohidratos son los primeros enemigos de nuestro comportamiento cuando consumimos más de la cuenta.
  • Las comidas muy procesadas no solamente atentan contra nuestro peso, sino también con la capacidad de digestión de nuestro organismo, y por lo tanto, con nuestro humor.
  • Un dulcito de vez en cuando es un pecado permitido, pero los azúcares son difíciles de eliminar de nuestro cuerpo, además tienden a generar adicción, razón que también influye sobre nuestro temperamento.
  • ¿Qué opinas de las grasas? Pues, te diré algo, son sabrosas, pero como dice el dicho: de lo bueno poco. Las grasas están asociadas a desequilibrios emocionales, los expertos explican que se debe a que interfieren con el proceso de metabolización del omega-3.
  • ¿Sabes lo que es triptófano? Es un aminoácido que promueve la liberación del neurotransmisor serotonina. ¿Qué tiene que ver esto con la mala cara? Pues, esto está estrechamente relacionado con la regulación del placer y el sueño, es decir, con la felicidad, así que si te gustan las grasas y los azúcares piensa por un momento que estás atentando contra el triptófano, o mejor dicho, contra tu felicidad.
  • Carnes rojas. STOP. No es eliminarlas, sino adecuarlas a un plan de alimentación en la que no abuses de ellas. Las carnes se asocian con la agresividad, cuidado.

Y te diré de qué comiste porque andas de buen humor

La lista es larga, así que eso es positivo, comencemos con los más destacados:

  • Bienestar mental: la felicidad y la energía que ella te produce la puedes encontrar en  huevos, lácteos, carnes, aguacates, frutos secos, hojas verdes y crucíferas como el brócoli y la coliflor. Cada una es un disparador de serotoninas.
  • Magnesio: no solamente el buen humos sino también la relajación pueden encontrarse en las semillas o pipas de calabaza, al igual que las almendras y los vegetales de hojas verdes más oscuros (la rúcula y la espinaca).
  • Omega 3: este ácido graso es esencial para el buen trabajo del sistema nervioso central. Por eso mismo, no dudes en incorporarlo de todas las formas posibles. Se encuentra en las semillas de lino o linaza, en los pescados azules, el aguacate y otros elementos grasos similares. Hay estudios que indican que los pueblos que mayores índices de consumo de este aminoácido tienen, menos suicidios hay dentro de su población.
  • Vitamina B: en las carnes y productos de origen animal encontrarás un poco de vitamina y también mediante espárragos, semillas de girasol y legumbres.
  • Cromo: incluye en tu dieta la cebolla morada, el tomate y la lechuga porque además de controlar por niveles de zinc y no te olvides de las semillas, que también aportan importantes valores nutritivos.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí