Chef. Germán Ezequiel De Bonis – Consultor de Negocios Gastronómico, Mentor, Autor y Speaker.

En este artículo te contamos cuales son los tipos de menú más elegidos por los restaurantes y cómo puedes aprovecharte de ellos en tu restaurante.

Texto:

Hoy en día queda claro que los restaurantes no ofrecen solo alimentos, es necesario que nuestro establecimiento ofrezca una serie de servicios adicionales y experiencias para lograr que el cliente no solo se decida a conocernos, sino también a volver luego de su primera experiencia.

El personal de salón debe estar altamente capacitado para lidiar con estas cosas y, por lo tanto, debe conocer a la perfección las diferentes propuestas que le vamos a otorgar desde el momento que ingresa al establecimiento.

Los camareros, anfitrionas y personal en general, deben conocer perfectamente el menú, las diferentes opciones, las cartas de platos, entrantes, postres y bebidas e incluso la composición de los mismos y los medios de cocción empleados en cada caso.

Pero con esto no vasta, el menú debe tener vida propia y predisponer al cliente en todo tipo de situaciones, por lo que la existencia de varios tipos de menú facilita esta tarea.

Si bien podemos contar con personal capacitado para hablarnos de maridajes con vinos, combinaciones con quesos o postres, también es importante que nuestra casa posea diferentes tipos de menú, propuestas únicas e innovadoras desde lo culinario, que sumadas a la calidad del servicio, la ambientación, el estilo propio y las cualidades particulares, hagan de nuestra propuesta una opción digna de analizar al menos.

Definamos entonces menú, como el conjunto de platos que mantienen una relación y que forman una comida (almuerzo o cena) que se ofrecen en los establecimientos de restauración.

Según Wikipedia, podríamos definirlo también como:

El menú es un documento ofrecido en los restaurantes en el que se muestra a los clientes una secuencia o lista de posibles opciones disponibles para un cliente. El menú puede estructurarse en platos por tipologías de contenido: carne, pasta, pescado, etc. o por tipo de cocinado. Existen menús con la misma funcionalidad y especializados en una temática como, por ejemplo: menú de vinos, menú de postres, etc. Hoy en día suele emplearse la palabra menú como sinónimo de plato combinado en algunos restaurantes de comida rápida.

La palabra Menú fue usada por primera vez en Francia en el siglo XVIII como una opción reducida de presentación de platos en restaurantes. En este caso la palabra proviene del latín minutus que significa pequeño, y que se refiere a una pequeña lista de comidas (menú de repaso).

Dicho esto, existen muchos tipos de menú, pero particularmente hablaremos de los más destacados:

  • Menú del día: también llamado de la casa, es aquel ofrecido por los restaurantes en los que el cliente debe elegir entre una variedad bien definida de opciones, generalmente con un precio fijo y económico, accesible a un gran público, pero que no desmerece la calidad del local. Esta es una opción ideal para atraer nuevos clientes y generar confianza en el público.Este menú se caracteriza por ser fresco, estar conformado por 3 o 4 platos y no incluir adicionales como el café.En muchos lugares (por ejemplo la comunidad europea), los locales restauranteros están obligados a publicar los precios de los menú siempre.
  • Menú de Sugerencias: como su nombre lo indica, son platos sugeridos, generalmente por un chef, que el camarero debe encargarse de ofrecer destacando las cualidades y virtudes de cada componente del mismo.Si bien no debemos presionar al comensal a solicitar estos platos, podemos ser algo insistentes con la sugerencia mostrando diferentes aspectos del plato para tentar a comprarlo.El menú de sugerencia es ideal para trabajar con mercadería que requiere rotación o con productos de estación limitados, también para aumentar las ventas por sugerencia de algún tipo de platos particularmente más rentables que otros.Para vender un plato por sugerencia, debemos conocer al cliente, animarlo a participar en una charla en la que podríamos descubrir como llegar con esta oferta de la mejor forma posible, por lo tanto debemos también estar preparados para las objeciones o dudas al respecto, ya que podremos por medio de ellas, lograr una venta más firme.
  • Menú gastronómico o de autor: Es un tipo de menú muy particular, el cual es elaborado solo por establecimientos gastronómicos de cierto nombre o particularidad por un tiempo limitado que no suele superar una quincena.Se ofrecen diferentes especialidades del chef o la casa, entre las cuales pueden entrar los productos regionales como destacados, alguna técnica culinaria particular o las recetas propias de quien lo elabora.Todo tipo de show o recurso está permitido para amenizar estas jornadas, música, luces, humoristas, pequeños actos o atractivos exóticos son la mejor compañía para estos menú.

Sin lugar a dudas podemos encontrar muchos otros tipos de menú muy prácticos a la hora de definir propuestas, como lo podría ser el menú infantil, un menú especialmente preparado para esos pequeños consumidores que no siempre tienen gustos en concordancia con los de los adultos y, cuyos platos, pueden ser sin duda mucho más simples y económicos en general, pero que satisfacen por completo a los niños e incluso, muchas veces, a los más grandes.

Un buen menú infantil debe ser balanceado, debe aportar nutrientes y alimentos óptimos para los niños, tanto es así que el gigante de la comida chatarra, Mc Donald’s, ha incorporado en muchos países a su tradicional cajita feliz, no solo el tradicional yogurt y una fruta sino también jugos naturales y puré de frutas.

Cuidar a los niños es un requerimiento obligatorio para quien quiera tener una propuesta de valor integradora para la familia.

Y si hablamos de salud, otros menúes que, incluso, son obligatorios ya en muchas partes del mundo, son los menúes para personas con necesidades alimenticias especiales debido a su salud. Diabéticos, celíacos, hipertensos, son cada día más tenidos en cuenta a la hora de elaborar un menú que también contemple sus necesidades especiales.

De hecho, un menú especial puede ser, sin duda, un diferenciador clave de la competencia.

Sin exagerar, encontramos casas de comida en las que incluso las mascotas tienen un rol determinante en el menú y les es incluida una propuesta especial y gourmet para ellas.

Pero estos no son los únicos extraños en el mundo de los Menú de Restaurantes, también encontramos los menú degustación de productos exóticos como arañas, hormigas, diferentes tipos de insectos o productos exóticos, los cuales podrían representar un verdadero desafío a la hora de avanzar en la degustación de un plato.

Estos, aunque más complejos de preparar y quizás más costosos, sin duda pueden convertirse en una característica exclusiva del lugar que los sirva, con su consiguiente incremento en la categoría del local y la propuesta de valor superadora contra el resto.

Así como tenemos menús compuestos, también hay un menú que es completamente lo opuesto y que está de moda a lo largo y ancho del globo, el menú de “descomposición”. Aunque su nombre suene raro, los menú de descomposición son aquellos que en los que por medio de técnicas físicas y químicas logran descomponer completamente los alimentos a sustancias de sabor, color y texturas completamente diferentes.

Estos menúes nos permiten por ejemplo saborear un caviar con sabor a ternera o un mouse de linón con sabor a brócoli. Las opciones son tan ilimitadas como la creación misma, claro que para avanzar sobre estos productos necesitaremos equipamiento especial y una formación muy particular, misma que no se ofrece en las escuelas regulares y que en muchos países puede ser bastante costosa.

En resumen, podemos encontrar 3 tipos de menú que pueden ayudarnos a trabajar optimizando recursos, comunicación o marketing de negocios y con ellos tener una gran variedad de propuestas para nuestro restaurante o local, debemos tener cuidado de las características particulares de cada uno ya que no todos son aptos para todos los tipos de negocios.

Fuera de estas tres propuestas principales, podemos buscar propuestas adicionales que nos ayuden a generar una propuesta de valor exclusiva y diferenciadora de la competencia, logrando con ella, ser más tentadores a públicos que quizás no son los principales, pero que podrían representarnos una fuente de ingresos adicionales para nada despreciables.

Si estás analizando la posibilidad de hacer un cambio en tu menú, lo más correcto es que hagas un proceso de ingeniería o reingeniería que te ayude a avanzar en la toma de decisiones y luego puedas optar por alguno de estos menú o por varios de ellos combinados en diferentes momentos.

Espero que este artículo haya sido útil para vos, si así lo fue, te invito a dejar un comentario debajo y compartirlo.

¡Hasta la próxima!

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí