Ya el negocio no es igual, ante todo porque la modernidad ha exigido sus cambios. La panadería inició para satisfacer las necesidades de producción de un rubro, el que lleva su nombre, el pan. Hoy el reto del panadero moderno, es adaptarse a los cambios y proveer más productos al consumidor.

   Las antiguas panaderías mutaron a bodegones en los que puedes encontrar una variedad de productos listos para lo cotidiano, desayunos, almuerzos, cenas, meriendas, bebidas, embutidos, productos sin gluten, entre otros. El reto del panadero moderno fue precisamente encontrarse en un ambiente tan demandante que tuvo que reinventarse y diversificarse.

Ahora la competencia no es solamente con otros panaderos, sino también con los gustos de los propios consumidores y… ¡vaya, qué tarea!

-Pan fresco por favor- dice el cliente.

-qué tipo- responde el panadero.

-pequeño, deme 2-

-con gusto-

-pero por favor suave, muy blanco, de los flaquitos y con las puntas que no estén tostadas-

   Otro cliente se acerca y dice:

-Yo también quiero 4, pero marrones, medio tostados, por favor, que estén gorditos-

   De una misma variedad hay varios gustos, de hecho, ya hay panaderías que dividen los panes por las preferencias más comunes de sus clientes.

El reto del panadero moderno   También hay otro factor para profundizar, las panaderías ya nos son consideradas lugares de paso, son espacios para compartir, y por ello es cada vez más frecuente encontrar sillas y mesas en las panaderías donde las gente se reúne a disfrutar de un café o cualquier otra bebida con un pan dulce o salado, mientras conversan de cualquier tema. De igual forma, es un lugar para hacer negocios, pues típica es la frase: “vamos a la pañería, nos tomamos un café y conversamos sobre el tema”. Incluso, un lugar para el romance, ya es costumbre que invitar un café puede significar un intento de acercamiento y el lugar perfecto es una panadería, no solamente por la bebida, sino porque puedes endulzar el momento con un dulce, panes rellenos, galletas u otra opción que te ofrezca.

   Hablamos de dulces, porque los conceptos modernos son integrados, pastelería y panadería en un mismo espacio. De esta forma, el panadero moderno, le garantiza a sus clientes que en un mismo espacio podrá satisfacer varias de sus necesidades sin tener que recorrer largas distancias.

DEJA UN COMENTARIO

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre