Frutas para el corazón, el cuerpo y el alma, no es una frase exagerada, por el contrario, cumple a cabalidad con la maravilla que logra aportar sobre cada ser humano: agua, fibra, buena digestión, eliminación de toxinas y aceleración del metabolismo.

Son diversos los estudios que hasta ahora se han presentado en el campo y todos sostienen la misma teoría, las frutas ayudan a mejorar la circulación sanguínea y evitan o minimizan accidentes cardio y cerebro-vasculares. Uno de los estudiosos de las propiedades nutricionales y de reconstrucción que las frutas tienen sobre nuestro cuerpo es el científico y nutricionista Albert Ronald Morales. Si aún no saben quién es, le contamos que es el creador de la frutoterapia, técnica usada para desintoxicar y promover la circulación sanguínea, al respecto comenta:

“Todas las frutas ayudarán a conseguirlo (minimizar los accidentes cardio y cerebrovasculares), aunque cada una de ellas posee, además, micropartículas de oligoelementos que les confieren características especiales a favor de nuestro cuerpo”.

Frutas para el corazón

Ahora cada vez que escuches que las personas mayores comentan que las frutas son buenas para bajar la tensión arterial, ya no pensarás que es un cuento, más bien es completamente cierto y las más efectivas según este experto son las “cardiofrutas”: parchita, melón, ciruela, uva, cambur, toronja, kiwi, arándanos, pera y manzana. Sin embargo, las personas hipertensas o con problemas del corazón deben tener cuidado con las frutas como la mora, que más bien, sube la presión ejercida por la sangre contra la pared de las arterias.

“En el continente americano, se hallan algunas frutas exclusivas para bajar la tensión arterial y mantener la salud circulatoria, como la parchita, el tomate de árbol, y la guayaba agria”

También es recomendable el mango manzano, que contiene propiedades de fortalecimiento del corazón. Si lo que se desea es mejorar las arterias se sugiere la auyama, STOP, pero siempre como frutas, porque al procesarlas, se pierden sus propiedades terapéuticas y nutricionales.

Frutas para el cuerpo

Estos alimentos son los que poseen de manera concentrada la mayor cantidad de nutrientes y sustancias naturales para reactivar todo el sistema físico, aportar fuentes de energía y estimular la renovación celular. Poseen sustancias protectoras y antioxidantes naturales, lo que las hace mucho más atractivas para incluirlas en el menú de hoy, de mañana y de siempre.

¿Qué beneficios nos aporta consumir frutas?

  • Aportan una variedad y cantidad de vitaminas y minerales; principalmente vitamina C
  • Hidratan el organismo rapidamente.
  • Ayudan al correcto funcionamiento del aparato digestivo.
  • Facilita el drenaje de líquidos, al ser diuréticas y depuradoras del organismo.
  • Aportan fibras vegetales solubles
  • No aportan grasas (excepto los frutos secos, olivas, aguacates y cocos que aportan aceites beneficiosos para el organismo).
  • Aportan vitaminas antioxidantes naturales.

Frutas para el alma

No hay nada más atractivo para activar nuestros sentidos que los colores, ¿cierto? así que cuando vemos un plato que contiene variedad de colores estimula nuestro apetito y nuestro deleite por medio de estética. La gran cantidad de formas y colores de las frutas hacen que se conviertan en alimentos muy llamativos y por lo tanto, los platos que las contienen. Agrega unos detalles frutales a tus ensaladas o platillos y verás cómo pondrás a tus comensales a disfrutar un menú con frutas para el corazón, el cuerpo y el alma.

Vitaminas

Además de estética también estamos agregando vitamina C, que posee un alto poder antioxidante, con lo que se convierte en protectora de los tejidos y células de nuestro organismo. La vitamina C no se acumula en nosotros por lo que se recomienda reponerla diariamente por medio de las frutas.

La vitamina C es un componente que nuestro organismo no lo sintetiza, por lo que debemos proveerla constantemente. Fuera de los componentes antioxidantes también tenemos el componente de placer, pues el contenido dulce de las frutas suplantan meriendas procesadas que causan mucho más daño al organismo y como siempre decimos “el secreto es el balance”.

Frutas para el corazón, el cuerpo y el alma y sus principales componentes:

  • Agua: principal componente: por cada 100 gramos de fruta, se consume de 80 a 90 gramos de agua, por lo que es altamente beneficiosa para la hidratación. Lo que hay que tener en cuenta es la cantidad de azúcares que se consume.
  • Hidratos de carbono: la fructosa es el azúcar de la fruta. Como la fructosa es un monosacárido, el organismo la absorbe y asimila rápidamente. Por eso decimos que las frutas son una fuente de energía instantánea. Los hidratos también están presentes glucosa y la sacarosa.
  • Fibra vegatal: Cada 100 gramos de fruta suponen consumir alrededor de 2 gramos de fibra.
  • Sales minerales: ayuda a regular el equilibrio mineral en el organismo. Contienen un alto nivel de potasio y baja cantidad de sodio. También aportan magnesio y algunas calcio.
  • Ácidos orgánicos y aromas: esos ácidos son normalmente tolerados por nuestro organismo, excepto en situaciones especiales donde debemos recurrir a aquellas frutas con bajo contenido de ácidos orgánicos.
  • Vitaminas: aportan grandes cantidades de vitaminas, ya que son especialmente ricas en betacarotenos, poderosos antioxidantes que nos protegen las mucosas y la piel.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí