Tierra de sabores y cantores, donde el vallenato se vuelve poesía al tocar un acordeón, es más allá que expresar las letras de una canción, donde las inspiraciones de esos miles de compositores, crean sus versos de sus penas, y dan inicio a una melodía que transciende el alma del que la oye, la melodía del acordeón en sus mezclas hacen que el hombre sienta esa vivaz energía de sentirse aún más vivo, ese sentimiento plasmado en la tocada de un instrumento que da origen a leyendas de esta, como lo fue el gran Emiliano Zuleta, quien al tocar las notas muchos pensarían que era el regreso del mítico francisco “el hombre”. Pero además de ser un gran representante al mundo, por sus delicadas y extravagantes melodías, también es conocida por sus sabores de antaño, sabores que despiertan de distintas formas y en distintos lugares, ese sabor que te puede dar un mote de queso, que podemos encontrar en los hogares cordobense o del sucre, el “ñame” es uno de sus sabores más distintivos, esa textura delicada, nacida de ancestros, cultivada en tierras donde el sabor nace de sus playas, de sus majestuosos ríos y hermosas montañas, dando origen a esta preparación que además de llevar el “ñame”, también posee una delicia de preparación llamada “queso costeño” donde la mezcla es fundamental para dar sabor a este queso tan originario de esta región. La leche, exquisitez creada por un animal y que su sabor es inigualable, haciendo mucho mejor, la elaboración de este gustoso queso.

El “suero costeño” una preparación de antaño, donde nuestros ancestros disfrutaban de su gusto agrio y esencia algo fuerte, pero que, al ser untado con yuca, plátano, ñame o la distinguible “viuda de bocachico” daba a resaltar que las apariencias eran engañosas, una mezcla de productos y sabores. La leche, el factor principal para la preparación de este delicioso aderezo. Como ya se había mencionado antes, la “viuda de bocachico” eso que solían comer nuestros abuelos y padres, donde el pescado era abierto y limpiado, dejando mostrar por que era tan temeroso comerlos, por su gran cantidad de espinas, pero aun así no diferenciaba su sabor, y eran puestos al calor de un sol abrazador entre dos o tres días, para después ser cocinado en un poco de caldo que extraía la sal que se le agregaba, haciendo resaltar su sabor aún más, algo que al paladar podía emocionarse al sentirlo y el olfato al olerlo, este manjar es acompañado por las verduras y tubérculos que dan agrado a sus platos, como lo es, la yuca, el plátano, el ñame y etc.

Otra preparación de estas tierras llenas de muchas maravillas, que también se puede degustar, que ha marcado en esta región, el ya antes mencionado bocachico, un pez que ha sido trabajado con la mayor delicadeza y su placentera textura ha hecho que paladares proyectaran recuerdos, emociones y sentimientos, ese sabor que es procesado en un fogón a las brasas de la leña. Sintiendo el más gozoso calor, aparte del clima cálido que ya se encuentran en el ambiente de la región.

Con el bocachico podemos preparar miles de delicias, como lo es el bocachico frito o cocido, donde él frito es cocinado hasta el punto donde queda con una crocante textura, que activa las pupilas gustativas y más cuando es acompañada por el apetitoso arroz con coco, esas mezclas de la dulzura del coco y simplicidad del arroz, pero que al ser fusionadas generan al paladar una sensación magnifica. Pero no solo estos ingredientes son los que acompañan este manjar, también agregamos leche, aquella que le da al queso ese sabor tan especial, y a el arroz se lo realza aún más. Y el cocido es un caldo en donde se mezclan verduras y especias dando esos sabores que se impregnan en su jugosidad, en su contextura, y su aroma. Las delicias de este departamento y sus vecinos son bastantes incalculables, y hablar de ellas es tratar de expresar un sentimiento, algo que las palabras por si solas no pueden mostrar, solo vivirlo es lo más fascinante de la vida.

Busquemos otros rincones de esta hermosa región, donde las playas cargan historias de héroes, piratas e inocentes, donde la muerte para algunos fue inesperada, ese lugar donde se perdieron muchas vidas, pero que hoy en día es una de los departamentos más emblemáticos de Colombia y en el exterior un patrimonio cultural, la hermosa Cartagena de indias, y su basta historia, en esta ocasión hablaremos de su gran diversidad gastronómica, esa que hace que desees pasear por sus playas disfrutando del sabor de sus bebidas majestuosas como lo es un delicioso raspao, que se conforma con hielo fresco, que puede congelar su cerebro, pero con la calidez del lugar no la sentirás, además de estar acompañado por unos deliciosos almibares de distintos sabores, y si desea sentir su intensidad, agregamos un poco de leche condensada y el paladar podrá sentir el manjar entre sus muchas pupilas gustativas y refrescar esa sed. Pero también tenemos la deliciosa agua de coco, un refresco tropical para los sedientos y además muy saludable, que puedes encontrarla en las esquinas de esas hermosas calles, llenas de vida e historia, y aun faltan mas que contar de sus bebidas tropicales.

Ahora vamos para la parte de esas preparaciones que muchos en algún momento desean probar, que se ven en fotos y al instante el paladar reacciona de la forma mas lujuriosa que se pueda imaginar, hablamos de esos platos como lo es, el famoso arroz de chipi-chipi, aquel que por su nombre algo gracioso, da un ligero apetito por degustarlo, ya que su principal proteína es un delicioso molusco de estas extensas aguas marinas, y que el ser cocinado realzan sus sabores, dando a disfrutar un buen plato y pasar una cena, almuerzo o desayuno, lo que desees. También tenemos las famosas carimañolas, deliciosos bollitos de masa de yuca frita con un relleno de carne molida, queso, pollo o lo que desees, y se sirven acompañadas de un delicioso suero costeño, guacamole o hasta ají. Pero no podemos dejar de lado, otra preparación que ha marcado esta gastronomía, que cómenos en muchos hogares, la deliciosa arepa de huevo. Que en un desayuno daría las energías para pasar un buen día, su sabor casero es incomparable. Disfrutar de una buena comida en este hermoso departamento es innegable, ya que su variedad hace que cada día, conozcas algo nuevo, pruebes y explores.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí