Primero debemos tener en cuenta de donde proviene la palabra Gastronomía en que etimológicamente es proveniente del griego “gastros”, que significa estómago, y “gnomos” ley o conocimiento, para referirse no tanto como pareciera sugerir del origen de la palabra a llenar el estómago, sino que el objetivo de la gastronomía es crear platos de comidas para saborear ricas preparaciones culinarias con los sentidos del gusto, la vista y el olfato, comparar las comidas de distintos lugares, ver como se originaron, los aportes nutricionales de cada ingrediente y sus posibilidades de combinación.

Sus inicios se remontan a un tiempo cuando el hombre se alimentaba de lo que podía encontrar en su estado natural, y lo comía sin mucha preparación. Comían seguramente siempre de lo mismo sin preocuparse si estos alimentos eran duros, suaves, amargos, ácidos, buenos o malos, cocidos o crudos, en realidad eran personas errantes. Una sola motivación los animaba a estos hombres prehistóricos y era que, comían para vivir. Así ese aspecto, ellos no eran más favorecidos que los animales. Ese estado no iba a durar mucho tiempo, pues la superioridad del hombre en cuanto a inteligencia se trata, se iba a manifestar. Es así que el hombre primitivo tuvo que inventar medios para pescar y cazar animales de talla importante.

No podemos dejar de un lado la persona que es aficionada a comer bien y que aprecia y disfruta la buena comida y que conoce los buenos restaurantes y es el Gourmet, es decir, es la persona que es conocedora de esta ciencia, pues tiene relación con las características del lugar donde se habita, los recursos naturales que aporta la región y los gustos de sus habitantes. De esta manera se crean platos típicos que harán parte de la tradición cultural del lugar.

EDAD ANTIGUA

Los descubrimientos de arqueólogos y antropólogos han proporcionado algunos datos con respecto a la aparición del hombre sobre la tierra y su evolución que en un principio fue muy lenta. Se ha denominado edad de piedra o prehistoria al tiempo de la humanidad del que no hay ningún documento escrito, y consta de dos largos periodos que son el paleolítico y el neolítico. Los estudiosos coinciden en que el hombre aparece sobre la tierra en la era cuaternaria del paleolítico, cuando la tierra se enfría, esto es unos 600.000 años AC.

Con base en bajorrelieves, pinturas rupestres y diversos objetos encontrados, el paleolítico fue dividido en paleolítico inferior de 600.000 a 70.000 años AC, aproximadamente paleolítico medio de 70.000 a 40.000 años AC, y paleolítico de 40.000 a 8.000 AC.

Es en Europa donde se han estructurado mejor estos hallazgos y por lo tanto, donde se han clasificado. Los hombres de vivían en el paleolítico inferior habitaban en cuevas o en terrazas fluviales; fabricaban escasos y rústicos instrumentos de piedra o hueso; guijarros tallados, hachas, lascas, también empleaban la madera. Su alimentación se basaba en la recolección de frutos y raíces, moluscos, aves, pequeños animales y algo de caza, aunque se piensa que fue más herbívora que carnívora.

Es probable que ya conocieran la forma de producir fuego. Es fácil imaginar la gran trascendencia que tendría en sus vidas este descubrimiento, desde el punto de vista gastronómico, la aparición del fuego al servicio de la alimentación humana fue un hecho significativo, ya que por medio del calor las carnes y demás alimentos se ablandaban y cambiaban de sabor. Puede decirse que la primera técnica culinaria apareció al sumergir los alimentos en agua caliente y que resultó un líquido que adquiría el sabor de los alimentos, de esta manera surgió el caldo o sopa.

En el paleolítico medio la raza humana evolucionó en el llamado Homo Sapiens y el hombre Neanderthal, con características muy similares en Europa, Asia, y África. Debido al cambio del clima que surgió de las glaciaciones, los hombres tuvieron que vivir en cuevas para resguardarse al frío. También las especies animales fueron evolucionando para adaptarse a las bajas temperaturas. Los avances que el hombre había logrado en la elaboración de instrumentos de piedra y hueso le permitieron mejorar su género de vida. Pero hasta el paleolítico superior cuando los instrumentos fueron plenamente especializados; además de preparar armas mucho más elaboradas como el arco y la flecha, además de agujas, anzuelos entre otros. Al hombre de esa época al que se le denominó Cromañón, vivió en cuevas adaptadas, chozas y tiendas; tenía una mejor alimentación, ya que además de la recolección, los nativos se dedicaban a cazar la fauna propia de hábitat: mamut, rinoceronte lanudo, hiena de las cavernas, osos, caballos antílopes y renos. La captura de estos animales proporcionaba alimento para varios días a diversas familias.

DEJA UN COMENTARIO

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre