Papelón, piloncillo, chancaca, raspadura o simplemente panela, así llamamos en diferentes países de América, a la melaza color caramelo oscuro, que se produce de la cocción a muy altas temperaturas del jugo de caña, luego pasa a unos moldes en forma de prisma hasta que se solidifique, de esta manera se obtienen los gigantes pencos de raspadura envueltos en hojas de banano secas, que vemos en los mercados.

Durante la época colonial, llegó a América el cultivo de la  caña de azúcar y junto con ella aparecieron los trapiches o molinos para la producción de panela, convirtiéndose  en el principal edulcorante para los campesinos de aquella época.  El uso de la panela también se extendió a la repostería, gracias al ingenio y hábiles manos de monjas y religiosas que habitaron los primeros conventos que se construyeron en la recién descubierta América hace muchos años, siendo la miel de panela su ingrediente estrella en la gran mayoría de recetas, lo que permitió que el uso y consumo de la raspadura se estandarice a todos los hogares.

Pero los tiempos cambian, con la llegada de las grandes industrias, la panela fue quedando en el olvido y ha sido sustituida casi en su totalidad por el azúcar blanca procesada, cuyo uso excesivo puede ser contraproducente para la salud, debido a la gran cantidad de calorías que posee, la Organización Mundial de la Salud, recomienda limitar el consumo de azúcares libres para una dieta sana y equilibrada.

La panela se considera un alimento que, a diferencia del azúcar, que es tan solo sacarosa, contiene glucosa, fructosa, proteínas, minerales como calcio, hierro, cobre, fósforo, vitaminas como el ácido ascórbico y complejo B. También se le atribuyen efectos benéficos para los resfriados tomándola caliente con unas gotas de limón, ya que hidrata y disminuye el malestar.  El agua de panela fría, llamada simplemente “Agua Panela” es una sencilla pero refrescante bebida, muy tradicional de los campo colombianos es también muy consumida por los deportistas que conocen de sus beneficios, ya que es un hidratante natural, que refresca, aporta calorías y sales minerales, para un mejor rendimiento corporal y una mayor resistencia física.

Colombia es el segundo productor mundial de panela, con alrededor de 13.9% del mercado que equivale a 1.4 millones de toneladas anuales, y a su vez es el país que tiene el mayor consumo anual por habitante. La India es el primer productor mundial de panela.

La panela es un alimento muy noble, se la puede consumir fría o caliente, en platos de dulce o sal… Consumirla muy temprano o en la noche para endulzar una sencilla taza de leche tibia… Así que mi sugerencia amigos, es consumir más panela, su salud y la de su familia se los agradecerán.

Como hacer la miel de panela.

Ingredientes:

* 1 bloque de panela o raspadura

* 2 1/2 lt. de agua

Preparación:

Podemos dividir en algunos pedazos la panela si es demasiado grande, ponemos a cocinar con 2 1/2 litros de agua, a fuego lento, hasta que se disuelva toda la panela y retiramos del fuego.

Cernimos o colamos la preparación y almacenamos en un recipiente de vidrio preferiblemente y refrigeramos, de esta manera podemos tener panela para toda una semana y nos sirve para endulzar absolutamente todo, desde una taza de leche hasta un jugo natural.

 

DEJA UN COMENTARIO

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre