La acelga pertenece a la familia de las Quenopodiáceas y a la variedad Cicla. Necesitan de un clima templado de zonas costeras o de terrenos salinos.

La acelga es originaria de los países Europeos de la Costa Mediterránea y del norte de África. Se sabe, que ya se consumía en el siglo I D.C. Lo cultivaron los griegos, romanos, árabe. Se conoce que los árabes desarrollaron su cultivo y descubrieron sus propiedades medicinales.

La acelga no llegó a EEUU hasta 1806, pero hoy es uno de los principales países productores, junto con Asía, Italia, Francia, Holanda, Bélgica, Alemania y Reino Unido. España exporta acelgas a Francia.

Las acelgas contienen 91 por ciento de agua, poquísimas calorías, Hidratos de Carbono, y Fibra. Es ideal para los que quieran seguir una dietas adelgazases. La acelga contiene:
  • Vitaminas: A muchísima y C en menor cantidad.
  • Minerales: Potasio, Calcio, Magnesio, Hierro, Yodo.
  • Otros: Folatos, Beta-carotenos, Acido oxalático.

Beneficios y propiedades de las acelgas. Recomendadas para:

  • Anticancerígenas.
  • Estrés.
  • Diurética, laxante, depurador
  • Durante el embarazo: ayuda a la buena formación feto.
  • Tiroides: hormonas.
  • Sistema inmunológico: formación anticuerpos, producción de glóbulos rojos y blancos.
  • Visión, cabello, uñas, piel, mucosas, huesos, dientes.
  • Hígado.
  • Baja de defensas.
  • Problemas cardiovasculares y degenerativos.
  • Transmisión y generación del impulso nervioso y muscular.
  • Hormonas sexuales y suprarrenales.
  • Tránsito intestinal
  • Crecimiento de los niños.
  • Infecciones respiratorias.
Son más de 1.400 las variedades de la familia de las Quenopodiáceas, pero el género de Beta vulgaris se clasifica en 2 variedades:
  • Amarilla de Lyon.
  • Verde de penca blanca de Bressane.

Mejor época: Se pueden consumir durante todo el año, pero la mejor época es en otoño e invierno.

Consejos para su compra: Al comprarlas, es importantísimo que estén muy frescas, es decir, las hojas muy verdes, brillantes, tersas, sin picaduras ni manchas, las pencas muy tiesas.

Conservación: Sólo aguantan como mucho un par de días en la nevera. Lo mejor es consumirlas en el día.

Ahora las venden ya lavadas y cortadas con fecha de caducidad, para los que trabajan y no tienen tiempo de entretenerse demasiado con la preparación y limpieza de éstas.

El consumo de las acelgas ha ido en aumento debido a las dietas adelgazantes y al culto a la línea. Cada vez hay más gente que intenta comer sano y llevar una dieta equilibrada comiendo muchas verduras y frutas, pescados y poca carne roja.

Las acelgas se suelen tomar hervidas con una patata o rehogaditas con unos ajitos, para comerla lo más natural posible. Pero, si la tomaramos cruda, estaríamos recibiendo el total de su aporte vitamínico.

Hay muchos platos y recetas de acelgas desde hervidos, potajes hasta “morcillas de acelga”. Combina muy bien con legumbres y con la papas. Los huevos y las sardinas son dos buenos acompañantes de este alimento.

DEJA UN COMENTARIO

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre