Emilia Romana es el corazón del centro de Italia, un ancho pasillo a través de las colinas y las llanuras del valle del Po, que separa el frío norte alpino del cálido sur mediterráneo. Sus ciudades históricas, su floreciente industria y sobre todo la riqueza de su tierra ha hecho que esta zona sea una de las más prósperas del país.

La región tienen una gran fama gastronómica sobre todo la abundante  agricultura que se desarrolla en los márgenes del río que que ha hecho que a la Pianura Padana(llanura del Pó), la “panera” y el “frutero” de Italia.
También posee una una importante ganadería porcina y de ella salen algunos de los productos más famosos del país: el jamón de Parma y el queso Parmesano.

Ningún queso es tan famosos para la cocina italiana como el Queso Parmesano(Parmigiano). De este existen dos tipos: el Parmigiano-Reggiano y el Grana Padano, que es de peor calidad.
Se elabora como hace siglos, con leche casi desnatada, suero para que fermente, y cuao para cuajar la leche. Después se sala y se da forma.
Un plato muy típico de la zona es el queso Parmiggiano Reggiano con Peras.

Por su lado el Jamón de Parma debe su sabor a las técnicas de elaboración y a las condiciones de curado. Su secreto es que se optiene a partir de los cerdos engordados con el suero sobrante de la elaboración del parmesano. Al prosciutto crudo además se le añade pimienta y sal, y se cura durante 10 meses en las colinas  de Langhirino, situado al sur de Parma.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí