Vino ¡bebida inspiradora del alma! Por algo la bebida alcohólica más consumida en el mundo. Fue en el neolítico donde se produjo por primera vez, específicamente en las regiones que hoy son ocupadas por Georgia, Armenia e Irán, de ahí se extendió a occidente y llegó a Grecia y a Egipto, luego fue adoptada por la cultura romana como la bebida alcohólica por excelencia y así, a lo largo de su trayectoria, el vino ha estado presente en importantes acontecimientos. Durante el cristianismo esta bebida espirituosa experimentó su mayor desarrollo, ya que era necesaria para la celebración de la misa, hasta tal punto, que fueron los monasterios los precursores de la viticultura. 

El vino, bebida fermentada que se obtiene del mosto de la uva, es una de las bebidas alcohólicas más consumidas en todo el mundo, aproximadamente el 70 % de las uvas recolectadas a nivel mundial se utilizan para la elaboración de vino. El cultivo de uva ocupa un 0,5 por ciento de la superficie mundial cultivable y la mayor parte de la misma, se concentra en torno al clima mediterráneo. El resultado final del producto depende de muchos factores, el tipo de uva, clima, altitud, latitud, luz, etc. Esto explica las numerosas variedades de vinos que existen, cada una de ellas con sus características propias de color, aroma, sabor, textura y graduación.

Hay muchas variedades de vinos y con características diferentes, según la región donde se fabrique y cultive la uva. Los países reconocidos por contar con las mejores calidades de vino son Francia, Italia, España, Argentina, Portugal y Chile.

Vinos de Francia

En Francia el vino es parte fundamental de la gastronomía. La importancia de Francia en materia vitícola, reside en la extraordinaria gama de vinos que produce. La diversidad de sus climas y sus suelos le permite elaborar desde blancos ligeros hasta tintos potentes. De Francia son originarias las variedades de uva como la Cabernet Sauvignon, Chardonnay, Syrah, Pinot Noir o Sauvignon Blanc, hoy en día presentes en todo el mundo. A este país se debe también muchas de las técnicas de vinificación que se usan hoy internacionalmente.

Vinos de Italia

Italia, es el mayor productor de vino en el mundo y el país con mayor índice de consumo por habitante, con 135 litros al año. También posee la mayor cantidad de variedades de uvas diferentes. Cada zona del país cuenta con sus propios sabores y tradiciones, así como con diferentes variedades de vid. Las regiones vitícolas más tradicionales son Piamonte y Toscana, a las que se han sumado Véneto, Friuli, las Marcas, Sicilia, Puglia, Umbría, Cerdeña, entre otras.

Vinos de España

España es el país del mundo con una mayor extensión cultivada dedicada a las viñas, más de un 15 % del total mundial. Sin embargo, en cuanto a los volúmenes que produce está por detrás de Francia e Italia. En cuanto al consumo de vino España es el noveno consumidor del mundo con una media de 38 litros por habitante y año. Las variedades más utilizadas por los productores españoles son la tempranillo, albariño, garnacha, palomino, airén, macabeo, parellada, xarel-lo, cariñena y monastrell.

Vinos de Argentina

Argentina es el mayor productor de vino de Latinoamérica y el quinto mayor productor en el mundo. Mendoza, San Juan, Salta, La Rioja y Catamarca son las principales provincias de argentina productoras de vino. El vino más tradicional entre los argentinos es el vino tinto. Un decreto presidencial, declaró el vino como la bebida nacional de Argentina: “El vino argentino es un honorable embajador en el mundo y enorgullece a los argentinos que beben en el mercado doméstico los mismos vinos que exportan y que prestigian al país en todos los continentes”.

Vinos de Portugal

   Portugal es el sexto país productor de vinos en el mundo. Aparte de los famosos Oportos y Madeira, Portugal produce una gama de vinos muy amplia. El papel que juega la topografía de este país es esencial. En la costa, los vinos están modelados por las cercanas brisas del Atlántico, mientras que en le interior de su territorio, más allá de la montañas, el efecto regulador del océano es menor.

Vinos de Chile

  Los vinos chilenos han ido subiendo posiciones durante las últimas décadas sobre todo en el mercado francés y estadounidense. Las zonas vinícolas por excelencia en Chile son Maipo, Maule, Curicó, Rapel, Colchagua y Casablanca. Se clasifican en tres categorías, los vinos con denominación de origen, los que no poseen tal denominación y los vinos de mesa. Se producen principalmente vinos tintos y blancos. Los tintos conseguidos de las variedades Cabernet Sauvignon, Merlot, Carmenere, Syrah y Pinot Noir. Los blancos conseguidos a partir de las variedades Souvignon Blanc, Chardonay, Semillon, Gewürztraminer y Viogner.

  Filósofos, pensadores, científicos, escritores, poetas, pintores, cineastas y diseñadores, han encontrado en el vino, su fuente de inspiración. Federico Fellini, afamado director de cine italiano, aseguraba que: “Un buen vino es como una buena película: dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria; es nuevo en cada sorbo y, como ocurre con las películas, nace y renace en cada saboreador.”

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí